viernes, 9 de marzo de 2012

Todo comienza con...

La empatía. El ponerse en el lugar del otro.
Ese pensar en el otro en cada pequeña acción.
Olvidar el egocentrismo, a menos que sea en esa lucha interna por ser mejor.
Dar sin esperar nada a cambio. Dejar el egoísmo a un lado.
El mundo no está formando únicamente por tí y por los que te rodean. Somos un todo.
Ser feliz. ¿No lo serías aún más sabiendo que los demás también lo son?
Construir un lugar justo y apacible entre todos. Para todos.
En definitiva: un mundo mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario